Cepsa invertirá 130 millones en su planta petroquímica de San Roque hasta 2021

28/09/2016 at 08:00

El grupo Cepsa realizará una inversión de 130 millones en los próximos cinco años en mejoras para la planta de fabricación petroquímica Cepsa Química Puente Mayorga. El director de Producción del área petroquímica de Cepsa, Agustín Bonilla, trasladó esta información al delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, el subdelegado del Gobierno en el Campo de Gibraltar, Ángel Gavino, y la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Gema Pérez, quienes mantuvieron un encuentro con Bonilla y el director de la Refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa, Miguel Pérez de la Blanca, para analizar las inversiones que la compañía va a realizar en sus instalaciones de San Roque.

El director de Producción del área petroquímica de Cepsa también apuntó que la inversión se centra en cuatro grandes aspectos: la mejora de la eficiencia, la seguridad y el respeto al medio ambiente, el mantenimiento de la capacidad en las instalaciones y pequeñas ampliaciones, ya que las grandes ampliaciones o la puesta en marcha de nuevas instalaciones tienen partidas propias. “Se trata de una apuesta permanente, de futuro, con continuidad y que tiene muy en cuenta la seguridad y la sostenibilidad del entorno”, manifestó el responsable de la compañía.

Bonilla y López Gil durante la explicación de las inversiones.

Bonilla y López Gil durante la explicación de las inversiones.

Cepsa ya anunció hace una semana que en 2016 invertirá más de 50 millones de euros en sus plantas químicas andaluzas -30,1 millones en la planta situada en San Roque y 20 en la planta de Palos de la Frontera (Huelva)- para llevar a cabo importantes proyectos destinados al aumento de la capacidad de producción y mejora de la eficiencia y seguridad de estos centros.

Éstos suman una capacidad de fabricación de 2,3 millones de toneladas al año y, según explicó Bonilla, juegan un papel esencial en el liderazgo de la compañía en Andalucía. El responsable de producción también insistió en que las plantas petroquímicas de Cepsa en Andalucía son un referente para las demás instalaciones de este tipo de la compañía, y puso de relieve que la experiencia acumulada en las cinco décadas que lleva Cepsa desarrollando su actividad y el conocimiento adquirido han sido esenciales para la expansión internacional de su área petroquímica.

López Gil agradeció a Cepsa su inversión constante en la provincia y resaltó el compromiso de la Junta de Andalucía con empresas como ésta que, según dijo, “representan el ejemplo del modelo industrial que queremos implantar en Andalucía, un modelo de crecimiento sostenible, innovador, que vertebra el territorio y que es social y medioambientalmente sostenible”, añadió.

El delegado del Gobierno resaltó que la presencia de la empresa en la provincia no solo es un potente motor de creación de riqueza, sino que además genera un empleo estable y de calidad fundamental para Cádiz.

Las dos plantas que Cepsa tiene en el Campo de Gibraltar (la refinería y la planta química de Puente Mayorga) suman unos 1.400 empleos directos a los que hay que añadir los que se generan en las empresas auxiliares. El representante del Gobierno andaluz también señaló la importancia que da la compañía a aspectos como las mejoras en eficiencia energética e inversiones medioambientales y de seguridad, “haciendo compatible la actividad industrial en un área tan sensible como es el Campo de Gibraltar”, declaró el delegado de la Junta en Cádiz.

López Gil reiteró el apoyo de la comunidad autónoma a la empresa a través de herramientas como la Estrategia Industrial de Andalucía o de recursos e instrumentos financieros como las órdenes de Incentivos al Desarrollo Industrial, los fondos reembolsables y la Orden de Incentivos a la I+D+i para impulsar la innovación empresarial.

El director de Producción del área petroquímica de Cepsa reafirmó la apuesta firme y permanente de la empresa por la provincia de Cádiz, al tiempo que destacó “la buena interrelación con el gobierno andaluz que nos permite realizar mejoras en las instalaciones y la buena relación con la vecindad para que conozcan como trabajamos en nuestras plantas”, señaló el portavoz de Cepsa en la rueda de prensa que tuvo lugar en la sede gaditana del Gobierno andaluz.
El anunció hecho ayer por Cepsa es la continuación de la información que facilitó hace unos días cuando la compañía adelantó que durante este año invertiría más de 50 millones de euros en sus plantas químicas andaluzas. En esa ocasión el encargado de hacer público este nuevo programa de inversiones fue el vicepresidente y CEO de Cepsa, Pedro Miró, durante el acto inaugural del congreso EuCheMs, el encuentro internacional de la industria química que se celebró en Sevilla, en el que la compañía tuvo una presencia destacada por su liderazgo en el sector de la producción petroquímica.

El Grupo CLH invirtió más de 33 millones de euros en proyectos medioambientales en los últimos tres años

23/09/2016 at 08:00

El Grupo CLH destinó más de 33 millones de euros a proyectos medioambientales en el periodo 2013-2015, con el objetivo de reforzar la sostenibilidad de sus actividades y utilizar los recursos, tecnologías y procesos de forma más eficiente y respetuosa con el entorno natural y social.

Dentro de su política de protección de la biodiversidad, la compañía colabora desde hace cuatro años con la asociación para el estudio y defensa de la naturaleza GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) en la realización de estudios sobre la integración de su red de oleoductos en zonas de especial riqueza ambiental.

Una instalación de CLH.

Una instalación de CLH.

La compañía finalizó el año pasado nueve evaluaciones ambientales en espacios naturales protegidos de cinco Comunidades Autónomas (Andalucía, País Vasco, La Rioja, Galicia y Navarra), que verificaron la sostenibilidad de los oleoductos y su impacto nulo sobre la fauna y flora de los alrededores. En total, desde el inicio del proyecto, CLH ha analizado más de 180 kilómetros de áreas naturales protegidas, lo que supone más del 91% de las zonas identificadas, y tiene previsto finalizar este año el estudio de los últimos tramos.

La compañía también ha colaborado con GREFA en otras iniciativas relacionadas con la conservación de la biodiversidad, como la reintroducción de crías de cernícalo primilla en el Parque Regional del Sureste (Comunidad de Madrid) o un proyecto de estudio y protección del buitre negro en el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Castilla La Mancha).

CLH ha renovado la certificación ISO 14001 para su Sistema de Gestión Ambiental y continúa trabajando para certificar sus instalaciones de acuerdo a la exigente normativa medioambiental EMAS. La compañía obtuvo en 2015 este distintivo para las plantas de Girona y el aeropuerto de Málaga, además de renovar las certificaciones para los centros de Huelva, Tarragona, Santurce (Vizcaya) y el aeropuerto de Bilbao.

Asimismo, el Grupo CLH ha aprobado una nueva política de biodiversidad, mediante la que se compromete a seguir respetando la diversidad biológica de las zonas en las que dispone de infraestructuras, no sólo a través de buenas prácticas ambientales, sino también mediante la participación en programas de Investigación y Desarrollo o la colaboración activa con sus grupos de interés.

En esta línea, la compañía también ha publicado una nueva Política de Eficiencia Energética, para impulsar su compromiso con el ahorro de energía y la reducción de emisiones. Para lograr este objetivo, la compañía ha continuado realizando estudios de eficiencia energética e impulsando diferentes actuaciones dentro de sus planes de modernización, que han hecho posible la implantación de equipos más modernos y eficientes para el transporte de carburantes por oleoducto y la mejora de la eficiencia lumínica de las instalaciones.

Además, la compañía ha vuelto a verificar y calcular la huella de carbono derivada de sus actividades, un estudio que permite identificar, diseñar e implementar acciones de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Estas actuaciones se completan con la realización de diferentes proyectos de recuperación ambiental en aquellos terrenos en los que el Grupo CLH ha desarrollado actividades. Entre las últimas actuaciones realizadas por la compañía, destaca el comienzo de los trabajos de saneamiento del subsuelo en la antigua instalación de Burgos y la finalización de las labores de caracterización ambiental en la antigua planta de Salamanca.

En este capítulo, CLH también está desarrollando un ambicioso proyecto de innovación centrado en encontrar nuevas técnicas biológicas para la limpieza de aguas y suelos afectados por productos petrolíferos. Esta iniciativa ha sido calificada y aprobada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Además, la compañía continua participando en los dos principales programas internacionales dedicados a estudiar la implantación de los biocombustibles en la aviación comercial: NARA, impulsado por la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos; e ITAKA, apoyado por la Comisión Europea.

Fuente: CLH.

Las industrias y el puerto defienden su papel como motores de la comarca

16/09/2016 at 07:44

Las grandes industrias del Campo de Gibraltar y el puerto de Algeciras defendieron ayer sus respectivos papeles complementarios como motores económicos de la comarca. Y también como actores de primer nivel en la aportación a la riqueza de Andalucía en el transcurso del sexto Congreso de Química Euchems, que se ha celebrado en Sevilla con más de 2.500 asistentes y 50 compañías expositoras.

La Junta y los dos clústeres químicos de la comunidad -el campogibraltareño y el de Huelva- participaron en este foro en busca de nueva inversión industrial para Andalucía junto con los presidentes de los puertos de Algeciras y la dársena onubense dentro de la campaña Invest in Chemicals, Invest in Andalucía.

Un momento de la presentación. Foto: José Ángel García.

Un momento de la presentación. Foto: José Ángel García.

Los dos grandes polos químicos andaluces suman una treintena de plantas industriales y 600 empresas. Un conglomerado que mueve una cifra de negocio superior a los 18.000 millones de euros al año y da trabajo a 28.000 profesionales. Pero la región no se conforma, quiere más. Sobre todo, si se atiende a las previsiones que apuntan a que la química será la industria que más crecerá hasta 2030, con un avance medio del 4,5% anual.

Por esta solidez en la creación de riqueza y empleo, la Junta y los dos clústeres químicos hicieron bloque en una presentación en la que el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, resaltó las ventajas competitivas que tiene la región como lugar de asentamiento para este tipo de empresas. Sacó pecho por la “fantástica” ubicación geoestratégica de Andalucía, sus buenas infraestructuras, el talento y la cualificación de su capital humano, el importante tejido de empresas de servicios especializadas, las sinergias que se generan en los dos principales núcleos industriales (Campo de Gibraltar y Huelva) y el “apoyo incuestionable” del Gobierno andaluz en materia financiera, logística o de conocimiento.

A él se sumaron las voces de los presidentes de la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar (AGI), Manuel Doblado, y su homólogo en la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe), Miguel Palacios.

Doblado resaltó que la AGI es un polo industrial consolidado que ofrece oportunidades para el desarrollo de cualquier línea de negocio. No en vano, durante 2015 las grandes industrias marcaron un resultado bruto de explotación -un indicador de rentabilidad- de 975,5 millones de euros, con un aumento del 38% sobre el año anterior. La asociación de Huelva también ensalzó sus excelentes condiciones y dijo estar preparada para acoger la llegada de nuevas empresas químicas, según Palacios.

A pesar de los envites de la crisis, y de las caídas en la facturación de los últimos años, el consejero de Empleo resaltó que ambos polos “han aumentado su cifra de negocio un 174% desde 2001”. “La crisis no ha mermado su eficiencia, productividad y diversificación; este sector tiene más resiliencia que otros”, presumió.

Los discursos se vieron completados con la intervención de los puertos. El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, defendió el enclave estratégico que supone el Estrecho de Gibraltar y la perfecta sintonía con el cinturón industrial que circunda la Bahía de Algeciras.

El 47% de los gastos de transporte de las salidas de productos terminados de las industrias de la comarca correspondió en 2015 al modo marítimo; un porcentaje que se eleva al 91% para las entradas de materias primas, ejemplificó para resaltar la aportación del puerto a la industria. “Las empresas industriales integradas en esta asociación -la AGI- movieron por el puerto de Algeciras el pasado 2015 unos 30 millones de toneladas, lo que representa aproximadamente el 30% de los 98,2 millones de toneladas de tráfico total portuario. Las industrias del Campo de Gibraltar son, pues, un elemento clave en la actividad del Puerto de Algeciras”, apuntó.

Morón coincidió con el presidente del puerto de Huelva, Javier Barrero, en que ambas dársenas tienen capacidad de crecimiento.

Entre tantas bondades, también hubo lugar para una queja. Tanto desde la Junta como desde la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique) se reclamó la mejora de la conexión ferroviaria entre Algeciras y Bobadilla (Málaga).

“Tenemos seis aeropuertos y diez puertos, entre ellos el de Algeciras que es el primero del Mediterráneo, 10.400 kilómetros de carreteras y líneas de AVE que llegan hasta Sevilla, Córdoba y Málaga, pero también hay carencias ferroviarias, sobre todo, en el ramal de Algeciras a Bobadilla, que perjudica claramente al polo químico del Campo de Gibraltar”, explicó el director general de la Agencia IDEA, Antonio González Marín.
En la misma línea, el director general de Feique, Juan Antonio Labat, advirtió que la capacidad de España para atraer inversión industrial será limitada hasta que se mejoren factores de competitividad clave como las infraestructuras logísticas y de transporte. “Tiene que llegar ya una solución para el tren de Algeciras a Bobadilla”, sentenció. A ello sumó la necesidad de una política energética “verdaderamente competitiva” y de un marco regulatorio que no introduzca sobrecostes.

Publicado por E. García Villalón en Europa Sur.

El Grupo CLH invierte cerca de 23 millones de euros en proyectos de I+D+i en los últimos tres años

05/09/2016 at 11:46

El Grupo CLH ha invertido cerca de 23 millones de euros en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación entre 2013 y 2015, con el objetivo de reforzar la eficiencia de sus actividades y potenciar la calidad de sus servicios.

Entre las principales iniciativas desarrolladas por la compañía destaca la finalización de dos proyectos de I+D+i que han obtenido la calificación y aprobación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

El primero de ellos ha consistido en el diseño e implementación de nuevas técnicas de optimización energética para reducir los consumos en las operaciones de transporte de carburantes por oleoducto y rebajar las emisiones de CO2 asociadas a los mismos.

Para lograrlo, CLH realizó una investigación global de sus consumos energéticos, en la que incluyó el análisis de los diferentes caudales y recorridos de los combustibles por la red de oleoductos. La información se incorporó a un nuevo modelo matemático, ya implantado por la compañía en la gestión de sus operaciones, que permite planificar los bombeos de un modo más eficiente y optimizado.

Una instalación de CLH.

Una instalación de CLH.

Este proyecto se completó con el perfeccionamiento de las herramientas de simulación utilizadas por CLH en la programación de sus operaciones, con el objetivo de realizar un mejor seguimiento y control de los costes energéticos.

El segundo proyecto calificado y aprobado por el CDTI ha sido el estudio de nuevas técnicas biológicas para la recuperación medioambiental de terrenos afectados por hidrocarburos. La compañía ha estudiado el desarrollo de nuevas formas de saneamiento de terrenos relacionadas con la técnica de la biorremediación, un tipo de solución biológica basada en el desarrollo de microorganismos degradadores de carburantes que ofrece múltiples ventajas respecto a otros métodos tradicionales, como un menor consumo, menor impacto acústico y menores emisiones.

CLH tiene en marcha otros proyectos de Investigación y Desarrollo en el ámbito del medio ambiente, como el estudio para el tratamiento de aguas residuales mediante técnicas microbiológicas, en colaboración con la Universidad de Granada o el proyecto para calcular los niveles de riesgo y la biorremediación de bioetanol en forma de ETBE en aguas subterráneas, con la Universidad de Málaga.
Además, la compañía ha avanzado en el diseño de un nuevo sistema SCADA para toda su red de oleoductos. Esta aplicación informática, que hace posible controlar y gestionar vía satélite sus infraestructuras, perfeccionará los procesos de control y recogida de datos de las operaciones.

En paralelo, CLH está ultimando el desarrollo de un nuevo sistema de detección de fugas y seguimiento de envíos adaptado a las necesidades de su actividad para integrarlo en este nuevo SCADA, lo que ayudará a mejorar el transporte de combustible a través de su red.

La compañía también está realizando actuaciones de mejora en los cargaderos de sus instalaciones, en los que está implementando equipos más modernos y eficientes que reforzarán la sostenibilidad y seguridad del proceso de carga de combustible en los camiones cisterna.

Asimismo, CLH continúa trabajando en la plena implantación del nuevo Centro de Control de Instalaciones. La compañía está reforzando los sistemas de comunicación y control de diferentes plantas, mediante la implantación de fibra óptica, nuevos dispositivos y cámaras de seguridad, con el objetivo de que puedan ser supervisadas en remoto, lo que permitirá reforzar su seguridad y facilitar la gestión de sus actividades.

Aunque no produce ni comercializa combustibles, el Grupo CLH colabora activamente en su desarrollo. De este modo, la compañía participa en la iniciativa española para el fomento del bioqueroseno de aviación y colabora en ITAKA y NARA, los dos principales proyectos internacionales de evaluación del uso de los biocombustibles en los aviones comerciales.

CLH también se ha incorporado a diferentes consorcios para evaluar la implantación de nuevos combustibles procedentes de biomasa (Proyecto CATFINERY), de residuos (Proyecto 3R2020) y de fuentes alternativas como el hidrógeno (Proyecto INHIBERA).

Además, la compañía colabora con organismos nacionales e internacionales y participa activamente en grupos de trabajo españoles y europeos sobre especificaciones de calidad de combustibles, aportando sus equipos y conocimiento en esta materia.

Fuente: CLH.