Cepsa finaliza la adquisición de la planta de biocombustibles de Abengoa en San Roque

17/03/2017 at 08:00

Cepsa ha formalizado la oferta de compra de la planta de biocombustibles que Abengoa tenía en San Roque (Cádiz). La adquisición ha concluido con la aceptación, por parte de Abengoa, de la oferta vinculante por 8 millones de euros que Cepsa había presentado por la compra total del activo. Con esta operación, Cepsa culmina la integración en su planta de San Roque de la unidad de producción de combustibles de origen renovable, provenientes de la conversión de aceites vegetales, que Abengoa había puesto en funcionamiento en 2009 junto a la Refinería y cuya producción llevaba parada desde 2015. La adquisición permite dar continuidad al empleo de la planta, que actualmente cuenta con 51 trabajadores.

Vista aérea de la nueva planta de Cepsa.

Vista aérea de la nueva planta de Cepsa.

Para Cepsa, la adquisición de la unidad productiva, que se prevé que esté de nuevo operativa a lo largo de 2017, supone una gran oportunidad debido a las nuevas sinergias con sus operaciones actuales.

Cepsa, una de las empresas líderes del mercado energético en España, tiene marcado como objetivo para los próximos años el desarrollo y gestión integrada del negocio de los biocombustibles. Ello pasa por optimizar su producción y aprovechar la experiencia de la Compañía y su excelencia.

Cepsa en Andalucía y San Roque

Con esta operación Cepsa continúa apostando por Andalucía y su producción industrial, donde opera desde hace más de 50 años generando más de 3.600 empleos directos, más de 2.600 indirectos y 6.000 entre inducidos y temporales. Además, Cepsa es líder en el ranking de empresas de producción y facturación de la Comunidad con más de 14.500 millones de euros, un 10% del PIB andaluz. Cepsa en San Roque emplea a más de 1. 300 personas de manera directa, un 3% del total del sector industrial en la provincia de Cádiz. Siguiendo esta línea, en 2016 la Compañía anunció la inversión de más de 130 millones de euros para la mejora de sus instalaciones petroquímicas de San Roque para los próximos cinco años, concretadas de manera inmediata en más de 50 millones destinados a importantes proyectos para la mejora de la eficiencia energética, seguridad y cumplimientos de las normativas medioambientales en sus centros de Andalucía.

Cepsa y los biocombustibles

En la actualidad, los biocarburantes producidos a partir de aceites vegetales (soja, colza o palma) poseen numerosas ventajas medioambientales, ya que su inclusión en los combustibles tradicionales reduce la emisión de gases de efecto invernadero. El biocombustible más empleado en la actualidad es el FAME. Junto a este se encuentra el HVO (Aceite Vegetal hidrotratado).

Cepsa lleva desde 2011 produciendo HVO en sus refinerías, y junto al apoyo del Centro de Investigación y Desarrollo de la Compañía desarrollan estudios pioneros a nivel mundial que buscan convertir aceites vegetales en combustibles de origen renovable de alto valor energético.

Todas estas acciones apuntan hacia el objetivo de liderar el cumplimiento de las Directivas europeas y leyes españolas que definen para 2020 que el 10 por ciento de la energía del transporte tenga origen renovable.

Fuente: Cepsa.

Acerinox cierra el año 2016 con un beneficio neto de 80 millones

14/03/2017 at 08:00

Acerinox cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto de 80,3 millones de euros, después de impuestos y minoritarios, superando en un 87,3% los resultados obtenidos durante el año 2015, que fueron 43 millones. La compañía comunicó en una nota hecha pública que el EBITDA (el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) ascendió hasta 329 millones de euros, un 15% más que el año anterior (286 millones).

Interior de las instalaciones de Acerinox en Los Barrios.

Interior de las instalaciones de Acerinox en Los Barrios.

El grupo creció en sus ventas en toneladas un 9% pese a que la facturación total, 3.968 millones de euros, fue un 6% inferior a la del ejercicio precedente. Esta bajada se debió principalmente al menor precio del acero inoxidable por el descenso de la cotización del níquel durante el año.

La deuda financiera neta, 620 millones de euros, disminuyó en 91 millones de euros y a 31 de diciembre la tesorería del grupo es de 598 millones de euros. A estos resultados ha contribuido la reducción de costes derivada de los Planes de Excelencia, que ha permitido un ahorro anual recurrente de 50 millones de euros en su última edición, y de una planificada gestión de las existencias.

El Grupo Acerinox alcanzó durante el año un nuevo récord de actividad y en las fábricas se logró la mayor producción de la historia de la compañía en laminación en frío, con 1,7 millones de toneladas, y el segundo mejor año en laminación en caliente, con 2,2 millones de toneladas, y en acería, con 2,5 millones.

El aumento de las producciones permitió al grupo reforzar su posición de liderazgo en continentes como América y África y ganar cuotas de mercado en otras regiones.

La planta estadounidense de North American Stainless (NAS) comenzó el pasado mes de enero las pruebas de laminación de las primeras bobinas de acero inoxidable fruto de la inversión de 116 millones de euros que la compañía aprobó en 2015 para el desarrollo de una línea de recocido brillante de acabado BA y un laminador en frío.

El acero inoxidable de acabado brillante que fabricarán estos nuevos equipos brindará una gran oportunidad de negocio dadas la alta demanda de este producto en Norteamérica y la insuficiente producción interna.

En relación a las nuevas líneas de producción de la planta de Palmones, en las que la compañía está invirtiendo 140 millones de euros, la ejecución avanza correctamente y se espera que comiencen las pruebas de laminación a finales de 2017.

Durante el primer trimestre se están consolidando subidas de precios base en Estados Unidos y Europa. A la publicación de esta nota, NAS ha anunciado un nuevo aumento de precios de entre un 5 por ciento y un 7 por ciento que se hará efectivo a partir del 1 de abril de 2017.

La demanda continúa fuerte, dice la compañía, si bien los inventarios están aumentando en los principales mercados, por lo que será conveniente seguir su evolución en los próximos meses.

“En estas circunstancias podremos sacar partido de las mejoras de eficiencia conseguidas en los últimos años y esperamos obtener unos resultados en el primer trimestre que mejoren ampliamente los del cuarto”, señalaron.

Fuente: Acerinox.

Cepsa finaliza con éxito su primera parada programada del año

08/03/2017 at 08:00

La Refinería Gibraltar-San Roque de Cepsa ha concluido con éxito su primera parada programa del año. Tras un mes de intenso trabajo, las unidades revisadas en las plantas de Combustibles, FCC-Crudo 3 y Lubrisur se encuentran ya a pleno rendimiento.

Durante la parada se han llevado a cabo labores de mantenimiento, inspección reglamentaria de equipos y cambios de catalizadores en algunas unidades destinados a mejorar la seguridad, la disminución de las emisiones a la atmósfera, la eficiencia y el nivel de innovación y tecnología de las plantas. Todo esto ha supuesto una inversión de 3,5 millones de euros.

Instalaciones de Cepsa en San Roque.

Instalaciones de Cepsa en San Roque.

En el desarrollo de todos estos trabajos, junto al personal propio de Cepsa, han participado más de 500 profesionales (mécanicos, tuberos, electricistas, soldadores, pintores, encofradores, gruistas y carretilleros) de hasta 20 empresas auxiliares, en su mayoría pertenecientes al Campo de Gibraltar como Navec, Masa y Meisa, entre otras.

Previamente a la entrada al recinto toda persona que colabora en los trabajos recibe un curso sobre seguridad y prevención por parte de Cepsa que se suma a la formación facilitada por sus respectivas empresas.

Planificación exhaustiva

Habitualmente, Cepsa realiza paradas programadas de sus unidades, donde se efectúan labores de mantenimiento intensivo e inspecciones que, normalmente, no se pueden hacer con las unidades en marcha. Estos trabajos permiten a la Compañía contar con unas instalaciones modernas, seguras, eficientes y con una capacidad técnica integrada.

La parada requiere una detallada planificación, durante los meses previos, con reuniones entre los departamentos y las empresas auxiliares. Esta coordinación, junto al riguroso control de las tareas diarias, resulta esencial para garantizar la seguridad de las personas y de las instalaciones, y conseguir el objetivo de Cero Accidentes por el que trabaja la Compañía.

Fuente: Cepsa.